Para incluir una tabla de ilustraciones en un documento Word, en primer lugar, tienes que hacer algún objeto, como una tabla. En este caso, el software da diferentes formas de hacer una tabla. Para que pueda ser direccionado apropiadamente en el directorio, el objeto debe tener un nombre. Para llevarlo a cabo, marca el objeto y, ahora, abre la pestañita “Referencias” en la cinta de opciones y selecciona la opción “Insertar título” (“Insert Caption”). En el momento en que realices el índice de figuras, el formato de elaboración debe estar relacionado con el modo de redacción del artículo. APA, por ejemplo, no define un estilo predeterminado para su definición.

Los mismos principios generales que se aplican a los gráficos tienen la posibilidad de aplicarse a las tablas. Ellas deben aportar información importante en la presentación de tus desenlaces, ser lo más simple viable e interpretable por sí misma. Sean trabajos de investigación sociológicos, psicológicos o temas de desarrollo técnico, hay que aplicar las reglas establecidas para ello. Como comentábamos previamente, las normas APA no dismuyen de forma exclusiva al empleo de citas y referencias, van mucho más allí. En este apartado, hablaremos de los puntos gráficos que proponen las reglas APA. En la nota y tras «Adaptado de»… deberás refererir las proyectos de los autores de los cuales tomas los datos para crear la tabla.

tablas con formato apa

Por ejemplo, si estás haciendo tu TFG utilizando la normativa APA, deberás tener en consideración que este formato solo recoge tablas y figuras. Por consiguiente, los gráficos, ilustraciones y diagramas, entrarán en la segunda categoría definida. La composición que debes emplear al hacer el índice de figuras es similar en la mayor parte de las situaciones al que hay que presentar sobre el contenido del proyecto.

La APA no necesita que incluyas una lista de tablas y/o de figuras. Sin embargo, es recomendable hacerlo si tu archivo es lo suficientemente largo para incluir una tabla de contenido e incluye muchas tablas y/o figuras. En caso contrario, las tablas y figuras que hayas desarrollado tú mismo, basadas en tus propios datos, no se tienen dentro en la lista de referencias.

Cuando tomamos o amoldamos esas tablas o figuras de otra fuente debemos citarlas al pie de las mismas. La lista de tablas y la de figuras tienen que mostrarse después de la tabla de contenido y se muestran de manera afín. A esto le prosigue información sobre la fuente (título, autor, año, editor y localización) y, al final, la información de derechos de autor. La siguiente imagen exhibe un caso de muestra de una tabla con una declaración de derechos de creador en la nota. Si los datos que precisas presentas solo poseen algunos números relevantes, intenta resumirlos con palabras en el texto (incluyendo potencialmente los datos terminados en un apéndice). Sin embargo, si la descripción de los datos hace que tu artículo sea demasiado largo y bien difícil de leer, una tabla o figura puede ser la mejor opción.